Recetas fáciles y energéticas para después de tu entrenamiento

estilo de vida saludable, alimentación equilibrada

Si vas a comer después de realizar ejercicio ten en cuenta que no todo vale. Necesitas recuperar la energía perdida, pero siempre a través de alimentos ricos en vitaminas, minerales y nutrientes esenciales, además de bajos en grasa, o en su caso de productos de suplementación deportiva específicos para después del entrenamiento. Tampoco te olvides de que la cantidad de alimentos que debes ingerir dependerá del tiempo del entrenamiento. Si ha sido muy intenso sí necesitarás más hidratos de carbono y proteínas. Aquí te dejamos algunos consejos de recetas fáciles y rápidas para que lleves un estilo de vida saludable.

Incluye pescado azul

Una buena idea para recuperar energía es cocinar platos que contengan pescado azul como salmón, atún o pez espada. Este tipo de alimento contiene ácidos grasos esenciales que te aportarán mucha energía. Puedes cocinarlos a la plancha o al horno y acompañarlos de vegetales como espinacas, brécol o zanahorias. Será la combinación perfecta para un almuerzo de diez.

Consume cereales

Otra buena opción son las recetas que lleven cereales como arroz o quinoa y acompañarlos de algún tipo de proteína, como pollo. Estos ingredientes te aportarán mucha fibra, vitaminas y otros nutrientes. Para el verano son ideales las ensaladas de quinoa y pollo con vegetales como pimiento verde y rojo y cebolla. Sólo tendrás que cocer la quinoa y saltear las verduras. Será perfecto también para llevar en un tupper al trabajo.

En este sentido otra buena combinación para tus ensaladas es el arroz. Una idea genial para la comida o la cena es una ensalada de este cereal y atún. Sólo necesitas arroz, aguacates, guisantes, zanahorias, pepino y cebollas. Puedes cocinarlo con los guisantes y añadir el resto de ingredientes cuando esté frío. Acompáñalo de una vinagreta con zumo de limón y aceite de oliva para darle un toque muy sabroso.

No te olvides de las legumbres

Una o dos veces por semana, sobre todo si realizas entrenamientos intensos, incluye legumbres en tus comidas. Unas lentejas vegetales son una buena opción. Cocina las lentejas y añade las verduras que más te gusten como berenjena, pimiento o calabacín. Otra opción ideal para verano es una ensalada de garbanzos con huevo cocido, pimientos y atún.

Aquí te dejamos algunas ideas. Ahora te toca a ti innovar y no caer en el aburrimiento que te lleve a consumir productos procesados y con grasas saturadas.

Recuerda que si vas a comer después de hacer ejercicio debes recuperar la energía, pero no todo vale. Incluye siempre en tus almuerzos verduras y hortalizas y acompáñalas de proteínas, cereales e hidratos de carbono.

El ejercicio físico y una dieta equilibrada son las claves para llevar un estilo de vida saludable.

Recomendado

Deja una respuesta

Tu email no será publicado Los campos obligatorios están marcados con *